Atrás Arriba

 

La observación

 Muchas veces oímos a alguien que habla desde un lugar que no podemos comprender. Muchas veces hemos leído frases de alguien que dice lo que nosotros sentimos pero con una claridad abrumadora.

 ¿Por qué ese ser tiene semejante claridad para concretar lo que nosotros nunca llegamos a resumir de tal manera?

 En principio, muchas circunstancias hacen que determinadas personas tengan menos conflictos de que librarse para ver las cosas con claridad. Otros factores, como la experiencia, dan una gran ventaja a quien concreta un concepto. Todo ello reunido, sumado al trabajo realizado en un determinado sentido –como la búsqueda y el tránsito del propio camino- significa una ventaja respecto del que ha realizado poco o no ha hecho nada, aún, en ese sentido.

 Cualquier persona tiene la posibilidad de poner en práctica elementos que están al alcance de la mano y que sólo deben ser individualizados.

 

· El manejo del concepto “tiempo” para bajar la velocidad del movimiento propio y del entorno.

· La capacidad de relajarse y sentir.

· Eliminar preconceptos y dejarse invadir por la inocencia.

· Suprimir preocupaciones y tareas intrascendentes.

· Integrarse al mundo como parte del mismo.

 Todo esto puede conducirnos a generar, en torno a nosotros, un hábitat amable y menos agresivo, transformándonos en un ser más equilibrado y cercano a nuestra esencia y eliminando elementos negativos que pueden volvernos agresivos e impulsivos contra nosotros mismos y hacia nuestro entorno.

 Si logras un ritmo de vida en armonía con tu ser estarás ante la posibilidad de observar de la misma manera que lo hacen aquellos que llegan a concretar los sentimientos y las ideas que, hasta ahora,  te habían sido extraños e inalcanzables.

 La observación es algo para la que debes tener tiempo y estar en paz contigo, por lo que vale la pena esforzarse y llegar al estado en el que puedes ver todo con claridad y un poco más de sabiduría.

 El tiempo del que dispones es total, sólo que tú lo administras de una determinada manera. Muchas de las tareas que realizas pueden ser de distracción. Prueba reemplazar alguna de ellas con tiempo para conocerte, observarte y aprender cuales son tus necesidades, tus gustos, tus virtudes y tus defectos. De esta forma podrás mejorarte y dejar de preocuparte por situaciones y hechos que así se tornarán intrascendentes y menores.

 Este es un trabajo individual, por lo tanto es muy probable que generes incomprensión a tu alrededor. Si has pasado por la etapa de darle valor a las cosas de acuerdo con tus necesidades, podrás entonces comprometerte con actividades que te permitan profundizar en el camino que conduce a tu interior.

 

Atrás Arriba