Atrás Arriba Siguiente

 

Ser humano

 Creo importante dar algún punto de vista de lo que el ser humano es, basándome en diferentes definiciones y agregando un punto de vista simple que puede dar la real dimensión de lo que somos.

 El ser humano es, en principio, animal. Cumple con el ciclo biológico de nacer, crecer, reproducirse y morir.

Es, quizá, una obviedad plantear esta forma de vernos a nosotros mismos pero de eso se trata la cuestión. Si no podemos ser objetivos con esto estaremos corriendo el riesgo de ver en nosotros otro tipo de ser, con otra conformación y otros objetivos. 

 El ser es humano a partir de la toma de conciencia de lo que es. Si puedo  ver lo que soy, entonces puedo modificarlo o ser inducido a ello, así como también inducir a otros a cambiar o perseguir objetivos.

 Este es el juego. A partir de la sofisticación (“evolución”) que el hombre experimentó a lo largo de su historia se establecieron muchísimos mecanismos de control y presión a los que las diferentes fuerzas colectivas reaccionaron o se sometieron.

 Todo esto, desde lo masivo y lo histórico, ha generado preconceptos y estructuras. Pero ¿qué tienen que ver contigo como individuo?

 Cuando te proponen ser el mejor, te proponen un juego con sus reglas y una competencia que no te llevará a ningún lugar ya que tu camino es tan único como lo eres tú.

 Hay un tercer elemento que creo hace a nuestro sistema vital y es la energía que hace que nos desplacemos, que tengamos sentimientos, que podamos comunicarnos con otros o con nuestros pensamientos. Esa energía es la que históricamente generó las más fantásticas y elaboradas ideas y creencias. El alma o el espíritu, la luz mala, imágenes milagrosas, auras en personas, fantasmas, etc.

 Este elemento, esta energía, es la que hace que cada persona sea diferente, que determinados hechos –como la música o la pintura- produzcan diferentes efectos en nosotros. Este elemento es el que hace que cada individuo busque el verdadero sentido de su vida recorriendo su propio camino. Este elemento es algo que podemos manejar y en su equilibrio está nuestro bienestar verdadero. Ese es el camino hacia el que vamos.

 Si cada persona toma conciencia de la existencia de los elementos que componen el concepto de “ser humano” entonces sabrá que es mucho más importante encontrar su propio equilibrio que correr tras la muerte o los negocios que la alimentan dando espacio al crecimiento del poder basado en el manejo de los individuos y luego de las masas.

 Existen formas y técnicas probadas a través de las que se puede llegar a ciertos niveles de gobierno de los elementos que nos constituyen, encontrando en ese estado de control de nuestro ser un espacio de serenidad que permite elegir con total libertad y objetividad lo más conveniente para nosotros mismos.

Esta herramienta estará siempre a tu disposición una vez que hayas encontrado la forma de verte tal cual eres. 

Atrás Arriba Siguiente